Habitantes del Obispo, México; incorporan conocimientos tradicionales para fortalecer su resiliencia

Comunidad del Obispo, municipio de Malinaltepec, México. Crédito de foto: Manuel Núñez.

Por: Manuel Núñez

Edición: UNISDR - Las Américas

MALINALTEPEC, México; 28 de octubre de 2015– A raíz de los huracanes Manuel e Ingrid (septiembre del 2013), que causaron la pérdida de 600 viviendas y daños a más 3,600 otras, y que afectaron a más de cuarenta mil personas en doce municipios de La Montaña, en el estado de Guerrero, México; la comunidad del Obispo, municipio de Malinaltepec, incorporó conocimientos tradicionales en el desarrollo de un proyecto integral de reconstrucción y mejoramiento del hábitat para reducir el riesgo de desastres, beneficiando a 115 familias.

La comunidad del Obispo, con unos 368 habitantes, se ubica en La Montaña de Guerrero, que concentra el 85% de la población indígena de ese estado.  Al momento del impacto de estos fenómenos, sus habitantes se encontraban en situación de alta vulnerabilidad, sufriendo así serios daños en sus viviendas de adobe y considerables pérdidas en sus medios de sustento.

Partiendo de un análisis sísmico, geológico, de vientos de la zona, y de la elaboración y difusión de un mapa de riesgo por deslaves, el proyecto consistió en la reconstrucción de 33 viviendas reforzadas con cimientos y rodapiés de piedra, basadas en un prototipo habitacional que reincorporó conocimientos tradicionales y que contribuyó al fortalecimiento de capacidades deauto construcción y resilienciade la comunidad.

Durante los 24 meses del proyecto, se incorporaron nuevos elementos que redujeron la vulnerabilidad de las viviendas ante las amenazas naturales, tales como contrafuertes, una cadena de cerramiento y un anclaje reforzado de los techos a los muros.Asimismo, la comunidad autoconstruyó 31 estufas ahorradoras de leña que reducen la deforestación y, por ende, el riesgo por deslave.

Adicionalmente y como medida de adaptación al cambio climático, la comunidad trabajó con un grupo de expertos en desarrollo agrícola para la recuperación de cultivos orgánicos ymejoría de sus cosechas, y se involucró en la reforestación de la zona, empleando especies endémicas que reducen el riesgo por deslaves al almacenar menores cantidades de agua que los platanales previamente utilizados.

El proyecto se llevó a cabo gracias al trabajo comprometido de los integrantes de Cooperación Comunitaria A.C., en coordinación con instituciones académicas y organizaciones no gubernamentales locales, así como de un equipo interdisciplinario y el apoyo de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Xochimilco (UAM – X) y la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), con financiamiento del Fondo Compartir con Guerrero y de la Fundación Merced.

Cabe resaltar que los huracanes Manuel e Ingrid, azotaron simultáneamente al occidente mexicano dejando un saldo de más de 200 muertos y al menos 230 mil personas afectadas.

Enlaces Relacionados:

Cooperación Comunitaria

UNISDR – Las Américas

 

 

 

 


 

Siga las noticias de la UNISDR en línea:

     

 

 

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNISDR_AMERICAS
Síguenos!



CONÉCTATE CON