La Jefa de la UNISDR hace un llamado a la aplicación de un enfoque "inclusivo" para la reducción del riesgo de desastres

Jefa de UNISDR, Mami Mizutori, hablando en la apertura de la Sexta Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas

Por: Richard Waddington

Cartagena, Colombia, 20 de junio de 2018 – Durante una conferencia regional sobre la reducción del riesgo de desastres, la Jefa de la UNISDR explicó que una gestión eficaz del riesgo requiere de un "enfoque inclusivo que abarque a toda la sociedad" y que refleje los puntos de vista de aquellos que sufren más cuando surgen estos eventos.

Los encargados de formular políticas deben prestar atención a las "voces de aquellos que sufren de forma desproporcionada durante estos eventos. Es necesario consultar y hacer partícipes a las personas con discapacidades, los adultos mayores, las mujeres, los niños y los pueblos indígenas", aseveró la Sra. Mami Mizutori, Representante Especial del Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres y Jefa de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR).

Durante la inauguración de la sexta Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas, la Sra. Mizutori indicó que el tema de la inclusión será un área importante dentro de la agenda de esta sesión de la Plataforma, que es la primera a la que asiste desde que fue asignada a su cargo en enero del año pasado.

Por su parte, el Sr. Carlos Kaiser, Director Ejecutivo de ONG Inclusiva y Representante de la Red de Gestión Inclusiva del Riesgo de Desastres y Discapacidad en América Latina y el Caribe (Red GIRDD LAC), explicó durante la sesión plenaria de apertura que la probabilidad de las personas con discapacidades de sufrir durante un desastre natural es entre dos y cuatro veces mayor que las de otras personas. El funcionario también afirmó que "la sociedad no está completa si excluye a muchos a los que no se considera que tienen los mismos derechos".

La Jefa de la UNISDR también señaló que uno de los temas principales de la conferencia será el cumplimiento de una de las metas incluidas en el marco de Sendai —el plan mundial para la reducción del riesgo de desastres—, la cual hace un llamado al aumento considerable del número de países que cuentan con estrategias nacionales y locales para la reducción del riesgo de desastres para 2020. Ella también afirmó que "tanto las Plataformas Regionales como la Plataforma Global desempeñan una función fundamental en la promoción de la aplicación del Marco de Sendai, al ofrecer espacios destacados para evaluar los avances logrados y nuestro aprendizaje mutuo."

La conferencia se está llevando a cabo en un momento muy difícil para millones de personas en toda la región, cuyas vidas continúan resultando afectadas por una serie de eventos catastróficos. "En especial, tengo presente en mis pensamientos al pueblo de Guatemala, que apenas está empezando a resignarse por la pérdida posible de cientos de vidas debido a la erupción del Volcán de Fuego a principios de este mes", explicó la funcionaria.

La Sra. Mizutori agregó que el número de víctimas y el hecho de que más de un millón de personas hayan resultado afectadas es una razón más por la que esta región se ha comprometido a aplicar el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030.

Ella también afirmó que "el aspecto fundamental para salvar vidas en posibles zonas de desastres radica en la ejecución de estrategias nacionales y locales para la reducción del riesgo de desastres. Esto requiere de un sólido liderazgo político en el ámbito tanto nacional como local".

En 2017, la región de las Américas experimentó uno de los índices más altos de desplazamiento de la población en el mundo, debido en gran medida a una temporada de huracanes en el Atlántico sin precedentes.

La Jefa de la UNISDR explicó que "las investigaciones más recientes sobre el aumento de la mortalidad en Puerto Rico después del paso del Huracán María, revelan las trágicas consecuencias a largo plazo que generan estos eventos, cuando las redes viales quedan severamente dañadas y se interrumpen drásticamente los servicios públicos, en especial en el caso de aquellas personas que dependen de estos para recibir con regularidad tratamientos y atención médica".

Las pérdidas económicas y las consecuencias a largo plazo de estos eventos en el desarrollo sostenible son las razones "por las que debemos perseverar en nuestros esfuerzos dirigidos a reducir las pérdidas que ocasionan los desastres, al lograr que nuestro enfoque pase de centrase en la gestión de desastres a la gestión de los riesgos que provocan estos eventos".

"Esto significa que debemos abordar la pobreza, adaptarnos al cambio climático, gestionar de mejor forma el nivel y la calidad de las construcciones en nuestros pueblos y ciudades, preservar los ecosistemas que nos protegen y fortalecer las capacidades institucionales para gestionar el riesgo de desastres".

La Sra. Mizutori manifestó que el fortalecimiento de la campaña de la UNISDR titulada "Desarrollando ciudades resilientes en las Américas" permitirá velar por que tanto el Marco de Sendai como la Nueva Agenda Urbana se reflejen en los esfuerzos locales dirigidos a reducir el riesgo de desastres.

Ya hay 1.800 ciudades y pueblos de toda la región que actualmente están participando en la campaña. Al respecto, ella indicó que "esto representa una excelente base para aumentar la resiliencia local frente a los desastres en una de las regiones más urbanizadas del mundo".

Enlaces relacionados

 

 

Siga las noticias de la UNISDR en línea:

     

 

 

 

 

 

 

VI Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) en las Américas
Visita el Sitio Web!

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNISDR_AMERICAS
Síguenos!



CONÉCTATE CON