Únase a la Campaña de Ciudades Resilientes


Por: Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres

Esta iniciativa es apoyada por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y a la misma ya se han unido Bogotá y Cali.

Bogotá D.C. 16 de noviembre de 2012. ¿Su ciudad se está preparando? Así la Oficina de las Naciones Unidas Para la Reducción del Riesgo de Desastres mantiene su invitación a los departamentos y municipios del país para que se unan a la campaña de Ciudades Resilientes que busca generar poblaciones menos vulnerables frente a eventos naturales como sismos, inundaciones, deslizamientos, entre otros.

Esta acción se desarrolla teniendo en cuenta campañas educativas realizadas con anterioridad que se basaron en la educación y la seguridad en escuelas y hospitales; con esta actividad lo que se busca es que los mandatarios de cada región se comprometan a cumplir objetivos sencillos que desarrollen ciudades más resilientes y colaboren con las actividades locales, las redes populares y las autoridades nacionales.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, de la Presidencia de la República, está apoyando este trabajo e invita a todos los mandatarios del territorio nacional para que tomen el ejemplo de las ciudades de Cali y Bogotá (que están inscritas en esta campaña) demostrando la resilencia para evitar afectación en caso de algún evento natural.

El éxito de esta tarea está basado en el número de mandatarios que inscriban a sus municipios, ya sea en calidad de defensores, de participantes o como ciudades resilientes modelo de comportamiento; del número de asociaciones y alianzas locales duraderas forjadas entre los grupos de ciudadanos y las organizaciones populares, y entre el sector académico y el sector privado y del número de ciudades que incorporen planes nuevos o modificaciones encaminadas a reducir riesgos.

Hay que tomar conciencia

En 2010 el planeta vivió una tragedia de grandes magnitudes, el terremoto de Haití que cobró la vida de miles de habitantes de este país; seguido del terremoto y el tsunami de Chile. Frente a estos temas y otros como el terremoto de Japón, el mundo comenzó a tomar conciencia asumiendo pensamientos como ¿qué estoy haciendo por mi ciudad?, la protección existente, entre muchos otros aspectos que llaman la atención especialmente sobre la situación de las grandes ciudades.

Ahora se analizan situaciones como: las construcciones inapropiadas, el declive de los ecosistemas, la concentración de activos económicos, la falta de suelos para los ciudadanos de bajos ingresos, el aumento de las poblaciones urbanas y la densidad creciente, una gobernanza urbana débil, el desarrollo urbano no planificado, lo que lleva a buscar alternativas de mejor vida para los habitantes de las grandes ciudades.

Por eso, el Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres mantiene su invitación a todos los mandatarios del país para que se unan a esta convocatoria y para que en www.unisdr.org/hfa” o www.eird.org/camp-10-15/ indaguen la forma cómo pueden participar de esta campaña.

 

Sabías que…
Los aspectos básicos de las ciudades resilientes son:

  • Establecer una organización y coordinación adecuadas para comprender y reducir el riesgo de desastres, sobre la base de la participación de los grupos de ciudadanos y de la sociedad civil.
  • Asignar un presupuesto destinado a la reducción del riesgo de desastres y ofrecer incentivos a los propietarios de viviendas, familias de bajos ingresos, comunidades, negocios y sector público, para que inviertan en la reducción de los riesgos a los que se enfrentan.
  • Mantener datos actualizados sobre las amenazas y las vulnerabilidades, elaborar evaluaciones del riesgo y utilizarlas como base para los planes y las decisiones sobre desarrollo urbano.
  • Invertir y mantener una infraestructura crítica para la reducción del riesgo.
  • Evaluar la seguridad de todas las escuelas e instalaciones de salud y mejorararlas según convenga.
  • Aplicar y ejecutar reglamentos de construcción y principios de planificación territorial realistas y acordes con los riesgos.
  • Asegurarse de que en las escuelas y en las comunidades locales existan programas educativos y de aprendizaje en materia de reducción del riesgo de desastres.
  • Proteger los ecosistemas y las barreras naturales para mitigar las inundaciones, las mareas ciclónicas y otras amenazas a las que pueda ser vulnerable la ciudad.
  • Instalar sistemas de alertas tempranas y gestión de emergencias en la ciudad.
  • Tras un desastre, asegurarse de que las necesidades de los ciudadanos constituyan el eje de la reconstrucción y brindarles apoyo.
Fuente: Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Colombia)


 

 

Siga las noticias de la UNISDR en línea:

     
 

 

 

 

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNISDR_AMERICAS
Síguenos!



CONÉCTATE CON