Agricultura familiar propone hacer frente a desastres

Participación de organizaciones de campesinos y pueblos indígenas (CIOEC/Bolivia) en la “CONFERENCIA MUNDIAL DE LOS PUEBLOS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO” que se realiza en Cochabamba, Bolivia. Crédito de foto: Sandra Marca.

Por: CIOEC BOLIVIA.


La Paz, Bolivia, 9 de octubre 2015 - La propuesta de diversificación productiva será defendida por los productores de la agricultura familiar indígena en la “Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Defensa de la Vida”, a realizarse en Tiquipaya, Bolivia; del 10 al 12 de octubre, informó el Presidente de la Coordinadora de Integración de Organizaciones Económicas Campesinas, Indígenas (CIOEC BOLIVIA), Justino Loayza Oliva.

A pocos días de realizarse la conferencia, surgen diversas posiciones desde los diferentes sectores. Los productores de la agricultura familiar plantean hacer frente al cambio climático poniendo en marcha un modelo de desarrollo productivo de producción de alimentos no solamente altamente nutritivos, sino que curen y prevengan enfermedades, además de mover todos las actividades de la economía local, como la artesanía y el turismo basado en la diversificación y la sostenibilidad de los recursos naturales.

“Los productores plantean luchar contra la pobreza y generar empleos, al contrario del sistema agroindustrial basado en el extractivismo de los recursos naturales que está enfocado solamente a la mercantilización de los productos, sistema que contribuye a aumentar los gases de efecto invernadero y los desastres naturales”, justifico Loayza.

La estrategia está dirigida a beneficiar a mas de 2 millones de personas involucradas en la agricultura familiar, pues según el Censo Nacional Agropecuario (INE 2015), en el país hay 872.641 Unidades Productivas Agropecuarias (UPA); 94% de ellas (727.381 UPA) consideradas como pequeñas por contar con menos de 5 hectáreas (90% situada en el altiplano y valles); correspondiendo el saldo del 5% a los medianos productores (11.896 UPA) y tan sólo el 1% a la agroindustria (5.199 UPA).

Sin embargo, de los 3,5 millones de hectáreas cultivadas en Bolivia, 2 corresponden a la agroindustria, de las cuales 1,5 es producción de soya. El saldo, 1.5 millones de hectáreas, corresponden a la agricultura familiar que produce cada vez menos productos básicos por la poca atención y apoyo que recibe este sector.

“El propósito de participar en este evento es alcanzar acuerdos, construir propuestas y asumir responsabilidades con la madre tierra y nuestras vidas, entre líderes de los continentes de los movimientos sociales, académicos, científicos, autoridades y gobiernos para enfrentar mejor el cambio climático y los desastres naturales desde nuestras prácticas productivas”, adelanto Loayza.

Finalmente resaltó que anualmente se pierden 200.000 hectáreas de bosque de los 50 millones de hectáreas que tiene Bolivia, cuyas principales razones son los monocultivos y la ganadería extensiva, ocasionando la deforestación del 50 % de bosques, en la última década.

 

 

 

Siga las noticias de la UNDRR en línea:

     

 

 

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNDRR Américas y el Caribe
Síguenos!



CONÉCTATE CON