Inician conversaciones hacia Conferencia Mundial ONU sobre reducción del riesgo de desastres

Sesión de apertura de las conversaciones para la tercera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres: Michael Møller, Director General interino de la oficina de la ONU en Ginebra, Margareta Wahlström, Jefa de la UNDRR, Thani Thongphakdi, Copresidente y Embajador de Tailandia, y Päivi Kairamo, Copresidenta y Embajadora de Finlandia. (Fotografía: UNDRR)

Fuente: UNDRR

Ginebra, Suiza, 14 de julio del 2014 – Los preparativos de la tercera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres tomaron impulso el día de hoy, puesto que más de 600 representantes gubernamentales y expertos de todo el mundo se reunieron en Ginebra, Suiza, para celebrar la primera sesión del Comité Preparatorio Intergubernamental. 

Diversos expertos en representación de una amplia coalición de actores relevantes de todo el mundo están asistiendo a esta reunión preparatoria de dos días, con el fin de ofrecer insumos y aportes al borrador inicial del marco posterior al 2015, el cual buscará reducir las pérdidas ocasionadas por los destares y lograr que los principios de la reducción del riesgo de desastres (RRD) sean un aspecto central dentro del desarrollo sostenible. Esta es la culminación de un proceso que empezó hace dos años y que incluyó la celebración de más de 150 consultas en el ámbito mundial. 

Margareta Wahlström, Representante Especial del Secretario General de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres, recordó que en diciembre del 2013, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que la tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres se celebrara al más alto nivel posible en Sendai, Japón, entre el 14 y el 18 de marzo del 2015. 

Esta conferencia se ha trazado los siguientes objetivos esenciales: La revisión de la aplicación del Marco de Acción de Hyogo (MAH), que adoptaron todos los Estados miembros de las Naciones Unidas después del tsunami del Océano Índico en el 2005; la adopción de un marco posterior al 2015 para la reducción del riesgo de desastres conciso, centrado, orientado a la acción y con miras hacia el futuro; y la identificación de modalidades de cooperación con base en una serie de compromisos para la aplicación de un marco posterior al 2015 para la RRD. 

Si bien el MAH ha logrado un alto grado de éxito en la reducción de la cantidad de vidas que cobran los desastres y en difundir una cultura global en torno a la RRD, con regularidad las pérdidas económicas actuales superan los $100 mil millones de dólares americanos anuales y se prevé que para el año 2030 se habrá duplicado esta cantidad. Durante los últimos 30 años, el riesgo de pérdidas económicas por inundaciones ha aumentado en más del 160 por ciento y en el caso de los ciclones tropicales, en un 265 por ciento. Además, el riesgo de pérdidas económicas por inundaciones y ciclones en los países miembros de la OCDE está aumentando más rápidamente que su PIB per cápita. 

La Sra. Wahlström describió la clara orientación que se ha recibido a la fecha para que se tome en consideración durante el proceso de redacción del nuevo marco posterior al 2015  para la reducción del riesgo de desastres, a saber: 

Se debe basar en el MAH, centrarse más en evitar que se creen nuevos riesgos y seguir tomando acciones continuas para reducir los ya existentes, centrarse en la reducción de la vulnerabilidad y la exposición, involucrar a toda la sociedad y promover la igualdad, la inclusión y una participación que no sea discriminatoria, y desarrollar mecanismos financieros más eficaces, tanto del sector público como del privado, para la gestión del riesgo. 

La Sra. Wahlström también destacó la necesidad de establecer sinergias entre los tres marcos principales después del 2015 (los objetivos del desarrollo sostenible, un renovado acuerdo sobre el cambio climático y el marco posterior al 2015 para la reducción del riesgo de desastres).  Al respecto, afirmó: “Sabemos que la falta de congruencia en las políticas y los enfoques representa en sí misma un elemento impulsor del riesgo. Se debe fortalecer la gobernabilidad y la coordinación en el ámbito nacional para gestionar el riesgo de desastres”. 

La Sra. Wahlström también hizo énfasis en la importancia de hacer partícipes a todas las instituciones estatales, de empoderar a las comunidades y las autoridades locales en la gestión del riesgo de desastres y para que contribuyan a  definir políticas y planes, al igual que en la necesidad de definir más claramente las responsabilidades a lo largo del sector público y del privado. 

Al dar la bienvenida a los participantes, Michael Møller, Director General interino de la Oficina de la ONU en Ginebra, explicó que el Comité cumple con una importante función para “establecer el rumbo necesario hacia un futuro resiliente”.

Por aclamación, se eligió a la Embajadora Päivi Kairamo (de Finlandia) y al Embajador Thani Thongphakdi (de Tailandia) como Copresidentes de la reunión del Comité Preparatorio.

La Embajadora Kairamo aseveró que actualmente todos los países sin excepción son vulnerables a los riesgos que imponen los desastres y el cambio climático, añadiendo que “con el Marco de Acción de Hyogo, que concluirá con su revisión en el 2015, la comunidad internacional ahora puede elaborar uno posterior… que incorpore nuevos elementos que puedan lograr que la reducción del riesgo de desastres trascienda a un nuevo nivel”. 

Por su parte, el Embajador Thongphakdi invitó al Comité a “mantener la energía y el impulso que mostraron los participantes en las plataformas y las reuniones regionales, y a buscar lograr el  mismo estándar de calidad e integridad”.

En vista de los inmensos retos existentes, el Embajador de Japón Kenichi Suganuma instó a los Estados miembros a que velen por una participación de alto nivel en la Conferencia Mundial que se celebrará en Sendai. El diplomático también hizo referencia a los preparativos y las instalaciones locales para esta actividad y recordó que Japón ya fue el país sede de dos conferencias mundiales sobre este tema: Una en Yokohama en 1994 y otra en Kobe, Hyogo en el 2015. 

Diversos oradores en representación de las regiones de África, Asia, el Medio Oriente y América Latina resumieron las labores de las recientes consultas de sus plataformas regionales y destacaron la importancia de incluir sus resultados principales en el marco global posterior al 2015. Después, otros participantes de más de 20 Estados resaltaron el progreso alcanzado en la aplicación del Marco de Acción de Hyogo en sus respectivos países, al igual que la importancia de recurrir a estos avances. 

Todos los oradores estuvieron de acuerdo en el hecho de que el Marco de Acción de Hyogo ha contribuido a sentar las bases para la lucha en el Siglo XXI contra las amenazas naturales y los efectos del cambio climático, pero su ejecución todavía es una tarea en marcha. 

El Embajador de India, Dilip Sinha, señaló que su país se ha beneficiado enormemente del MAH, pues han logrado pasar de la aplicación de un enfoque centrado en la ayuda a uno más holístico que abarca la reducción del riesgo de desastres y los sistemas de alerta temprana. Él citó el ejemplo del Ciclón Phailin en el 2013, el cual cobró la vida de 45 personas, a pesar de haber sido la segunda tormenta tropical más fuerte que ha tocado tierra en India. Se evacuó a 1,2 millones de personas hacia lugares seguros. El diplomático también explicó que las prioridades del MAH son una tarea en marcha y que el nuevo marco deberá basarse en esto.

El Embajador de México, Jorge Lomonaco, aseveró que es necesario contar con un marco que se inspire en el MAH y que sea marcadamente preventivo. La prevención debe representar la base de este marco y los gobiernos deben asumir un papel de liderazgo en su ejecución.

El Embajador de Senegal, Dame Gaye, indicó que se deben mantener las prioridades del MAH y que en los países en desarrollo no se ha finalizado la aplicación de las mismas. Él también sugirió el establecimiento de un fondo global para la reducción del riesgo de desastres mediante la obtención de  contribuciones voluntarias y recomendó un plazo de 15 años para el marco que se establecerá.

En nombre del grupo africano, el Embajador de Egipto, Walid M. Abdelnasser, destacó el hecho de que existen enormes diferencias entre los países desarrollados y las naciones en desarrollo, en términos de sus capacidades de ejecución. Él afirmó que debe existir un entorno propicio en el ámbito internacional para ofrecer apoyo a los países vulnerables, especialmente en África. El diplomático también hizo énfasis en la importancia de integrar la reducción del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático, en especial mediante la recopilación de datos. 

El Embajador de Suecia, Hans Lundborg, explicó que es importante basarse en el éxito del marco existente y velar por que esté alineado con los objetivos del desarrollo sostenible y la agenda relativa al cambio climático. Él también señaló que es importante fortalecer la perspectiva de género en el nuevo marco y éste deberá ser más inclusivo.

El Comité Preparatorio se encuentra revisando un documento sobre “elementos sugeridos” para su inclusión en el marco posterior al 2015, con base en las consultas realizadas y los insumos recibidos de diversas agencias, gobiernos y otros grupos interesados en todo el mundo. 

Con el propósito de guiar las labores del Comité Preparatorio, se eligió a un equipo compuesto por dos integrantes de cada grupo regional y un miembro ex officio de Japón. Se programó la próxima reunión del Comité Preparatorio para el 17 y el 18 de noviembre del 2014.

Enlaces relacionados:


 

 

Siga las noticias de la UNDRR en línea:

     

 

 

 

VI Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) en las Américas
Visita el Sitio Web!

CONÉCTATE CON