“La Gestión del Riesgo Necesita la Participación de Todos los Actores”

Ricardo Mena, Jefe de la Oficina Regional para las Américas de la UNDRR, en entrevista para  El Litoral.
Crédito de foto: El Litoral


Por: Lía Masojan - El Litoral
Editado por: UNDRR – Las Américas


SANTA FÉ, Argentina 15 de noviembre del 2014 – La inundación de 2003 sacudió a la ciudad de Santa Fe y obligó a cambiar los paradigmas de la gestión del riesgo hídrico y a incluir políticas de planificación urbana como prioritarias. El Congreso Internacional sobre Derecho, Política y Gestión de Riesgos de Desastres que se realizó esta semana en la ciudad, es una muestra de la relevancia que adquirió el tema en la comunidad santafesina y Ricardo Mena, jefe de la Oficina Regional para las Américas de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), participo como conferencista y conversó con El Litoral.

 “Estamos a cuatro meses de la Conferencia Mundial sobre Reducción del Riesgo de Desastres que se llevará cabo en marzo del 2015 en Sendai, Japón. Y uno de los principios guía del nuevo marco internacional que entrará en vigencia luego de esta conferencia ya habla sobre la necesidad de que la gobernanza del riesgo no sea un asunto exclusivo del Poder Ejecutivo, sino que hace una clara reflexión sobre la necesidad de que tengan participación todos los actores del Estado y de la sociedad”, destacó el Sr. Mena, entusiasmado de que se haya convocado a participar a “nuevos actores” que no suelen estar presentes en eventos de este tipo, como juristas, científicos y legisladores..

“Los Poderes Judicial y el Legislativo también deben participar en la gobernanza porque el Ejecutivo por sí solo no puede encarar el problema en las dimensiones en las que se está presentando. Y es importante que haya una activa participación de la sociedad civil. Estamos viendo que por el crecimiento urbano, por el impacto que ha habido sobre los ecosistemas, la degradación ambiental y los problemas relacionados con la pobreza y la marginalidad se construyen escenarios de alta vulnerabilidad y exposición frente a amenazas naturales que son los disparadores del riesgo porque encuentran un terreno muy propicio en procesos de desarrollo que han sido mal planteados”, agregó.

Sobre lo que puede y debe aportar cada estamento, el Sr. Mena resaltó: “Los científicos son quienes pueden hacer el análisis de los diferentes factores subyacentes del riesgo, no solamente para conocer mejor las amenazas (en el caso de Santa Fe, por ejemplo, cómo funciona el fenómeno hidrometeorológico que lleva a que los ríos crezcan, se desborden e inunden zonas habitables), sino para que conozcan cuáles han sido los patrones de crecimiento y los procesos sociales que han llevado a la construcción del riesgo…

“Desde el punto de vista del Poder Legislativo, se necesita un acompañamiento de normas jurídicas que permitan institucionalizar y dirigir la forma cómo se deben llevar a cabo los diferentes procesos. Este tema tiene que estar inserto en la ley de régimen municipal, en un plan de ordenamiento, definiendo las responsabilidades del gobierno local, pero tiene que estar también en los cuerpos legales que regulan el manejo y la gestión del ambiente, de los recursos hídricos, de la producción agropecuaria”…

“Los procesos de respeto de derechos humanos y de protección de la vida también deben ser observados y respetados y el Poder Judicial tiene que tomar esta temática en consideración para que esos derechos puedan ser debidamente garantizados. Hemos visto que en muchas ocasiones, inclusive por exacerbaciones de las amenazas por el cambio climático o por degradación ambiental, están teniendo que obligar a personas a migrar a otros lugares para poder defenderse” añadió el Sr. Mena.

Respecto a la importancia de fortalecer la participación de los gobiernos locales en la gestión integral del riesgo, el Sr. Mena puntualizó: “El gobierno local es el que está en posibilidad de orientar, ordenar y regular el crecimiento de las zonas urbanas. Es cierto que en muchas ocasiones no tiene ni la capacidad técnica, ni los recursos para tomar a cargo esta responsabilidad, por lo que se busca que desde el nivel nacional haya un fortalecimiento de la capacidad de los gobiernos locales, que debe estar acompañada de recursos, para que la reducción de riesgo de desastres sea un elemento importante de su programa de gobierno”.

Finalmente, sobre la responsabilidad del sector privado, Ricardo Mena expresó: “El gobierno local no tiene que ser visto como el único responsable. Los empresarios deben tomar en cuenta el tema del riesgo para que sus inversiones sean más resilientes. El sector privado no sólo debería estar presente para ayudar a las familias y distribuir ayuda humanitaria ante un desastre, necesita preocuparse por su propia resiliencia y su sostenibilidad. Y en ese sentido, sus inversiones tienen que ser analizadas para evitar hacerse en zonas expuestas a amenazas, y para que contribuyan a mitigar el posible impacto de un desastre”.

Enlaces Relacionados:
Leer la entrevista completa en el Litoral

 

Siga las noticias de la UNDRR en línea:

     

 

 

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNDRR Américas y el Caribe
Síguenos!



CONÉCTATE CON