ONU llama a fortalecer Igualdad de género, acceso a información y empleo para Reducir Riesgo de Desastres


Panamá 12 de Octubre.- Niñas y niños de primaria, lideresas de comunidades indígenas, periodistas, autoridades de Gobierno y representante del Sistema de las Naciones Unidas; protagonistas del Foro Mujeres y Niñas: La Fuerza Visible de la Resiliencia, celebrado en ocasión del Día Internacional para la Reducción de Desastres; reconocieron el papel fundamental de las mujeres y las niñas ante los desastres y en la construcción de resiliencia en sus comunidades.

En alerta por el aumento a nivel mundial del riesgo de desastres asociados a amenazas naturales como ciclones, terremotos, tsunamis y sequías, y por el creciente número de personas que viven en zonas de alto riesgo -más de la mitad mujeres y niñas-, durante el encuentro y al unísono, las y los participantes llamaron a erradicar la imagen de las mujeres y niñas como víctimas invisibles en los desastres, para dar paso al reconocimiento de su liderazgo y fuerza visible en la gestión del riesgo de desastres, adaptación al cambio climático y construcción de resiliencia en sus comunidades.

Kim Bolduc, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Panamá  hizo un fuerte llamado a  “fortalecer la igualdad de género, las iniciativas para el acceso a la información y empleo y muy especialmente para la educación” de mujeres y las niñas a quienes calificó como “agentes invaluables para la reducción del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático por su experiencia, conocimiento y habilidades especializadas esenciales”.

Elvira Guillen, Líder de la Comarca Guna Yala, señaló que “durante los desastres, en que se pierden vidas y propiedades, las mujeres a pesar de las angustias, tensiones  y temores, juegan un papel activo”.  “Somos las llamadas heroínas olvidadas ya que también somos parte fundamental en la salud de nuestra madre tierra y la naturaleza, pero necesitamos la confianza y apoyo para la administración y ejecución de nuestras propuestas en esta materia” agregó Guillén.

Según registros históricos, los riesgos de desastres asociados con amenazas  naturales van en aumento, hecho que se presenta en paralelo al incremento de poblaciones que se ubican en zonas de mayor exposición a estas amenazas producto, entre otros factores, del crecimiento urbano desordenado; Naciones Unidas sostiene que las mujeres componen el 52% de la población mundial, situación que las enfrenta a una primera y mayor vulnerabilidad ante desastres y a otra eventual propia del género.

Jorge Zamudio, estudiante de 5º Grado de Primaria en la Escuela Puerto Rico, enfocó sus palabras en “sus amigas las niñas, que se encuentran en situación de riesgo o han enfrentado alguna emergencia” e instó a las autoridades “educar a niñas y niños para reducir el riesgo y tener siempre presente que todas las personas, por el simple hecho de serlo, tenemos  derecho a recibir protección y ayuda en los momentos donde, por algún evento natural o de otro tipo, esté en riesgo nuestra vida”.

A su vez, las niñas y los niños se encuentran entre los grupos más expuestos y vulnerables a las amenazas naturales: En ocasiones desconocen qué hacer en caso de desastre, se exponen a un mayor peligro si son separados de sus familias y llegan a sufrir elevadas cuotas de estrés psicológico; además de que se estima que en la mayoría de los desastres, más de la mitad de las personas afectadas o fallecidas son niñas y niños.

Por parte de los medios, la periodista, meteoróloga y voluntaria de la Cruz roja Panameña Annette Quinn, refiriéndose al Informe de Evaluación Mundial: Revelar el Riesgo, Replantear el Desarrollo publicado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, UNDRR, enfatizó “ Es mejor invertir un millón en reducción de riesgo que pagar 7 millones en momentos de desastre”, al explicar que está comprobado que por cada dólar invertido en reducción del riesgo se ahorran 7 en la fase de respuesta a los desastres.

Finalmente y al dar lectura del mensaje de Ban Ki-moon, Secretario-General de la Naciones Unidas, en ocasión de esta celebración; Ricardo Mena, Jefe de la Oficina Regional para las Américas de la UNDRR, citó: “Si se alienta a las mujeres a asumir funciones de liderazgo en la reducción del riesgo de desastres, serán cada vez más valiosas a medida que el cambio climático se intensifica y que el mundo lucha para hacer frente a fenómenos climáticos extremos y a desastres que afectan en promedio a más de 200 millones de personas anualmente”.

El Foro Mujeres y Niñas: La Fuerza Visible de la Resiliencia, fue convocado en la ciudad de Panamá, por los socios de la Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres, ISDR, en ocasión de la celebración mundial del “Día Internacional para la Reducción de Desastres” dedicado a las “Mujeres y Niñas: La Fuerza (In)Visible de la Resiliencia” y observado por el sistema de las Naciones Unidas el 13 de octubre de cada año (de conformidad con la Resolución 64/200 de la Asamblea General de la ONU, del 21 de diciembre del 2009).

Aumentar el grado de sensibilización sobre la reducción del riesgo de desastres, crear una demanda social y movilizar al público en general para que participe y haga suyos los procesos para aumentar la resiliencia, son los objetivos permanentes de esta fecha; que a su vez aumenta el grado de incidencia sobre temas de gestión de riesgo en gobiernos locales y nacionales,  y fortalece alianzas de trabajo entre organizaciones que participan en la reducción del riesgo y/o gestión de desastres y otras como las de este año que  abordan temas de género.

 

 

 

 

 

 

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNDRR Américas y el Caribe
Síguenos!



CONÉCTATE CON