Trece programas en las Américas obtienen acreditación en el campo de la gestión de emergencias (EMAP)

 El Gobernador del estado de Kansas, Sam Brownback, entrega la acreditación del EMAP a Angee Morgan, Subdirectora, y al Mayor General Lee Tafanelli, Director de la División de Gestión de Emergencias de Kansas. Crédito fotográfico:  Hays Post.

Por: UNDRR – Las Américas

Fuente: Programa de Acreditación de Gestión de Emergencias (EMAP, por sus siglas en inglés)

Lexington, Estados Unidos, 28 de abril de 2015 Las Islas Vírgenes Británicas, los estados de Arkansas, Arizona, Nebraska y Connecticut; los distritos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE) en Kansas City y Seattle, las mancomunidades de Kentucky y Pennsylvania, el condado de Dixie en Florida, el condado de Montgomery County en Maryland, el el distrito de Saint Charles en Luisiana, y diversos programas de la Universidad Estatal de Idaho han obtenido la debida acreditación por parte del Programa de Acreditación  de Gestión de Emergencias (EMAP, por sus siglas en inglés).

En un momento en que la comunidad dedicada a la gestión de emergencias está fortaleciéndose en el área de preparación y el EMAP se está ampliando en el ámbito internacional, la acreditación representa un logro muy importante. Mediante una amplia variedad de programas internacionales, federales, estatales y locales, al igual que de instituciones de educación superior,  la acreditación del EMAP es el vínculo que tienen en común distintos programas profesionales para la gestión de emergencias.

La Sra. Barb Graff, Directora de la Oficina de Seattle para la Gestión de Emergencias y Jefa de la Comisión del EMAP explicó lo siguiente: "Al lograr la acreditación, estos programas demuestran, mediante su conformidad con distintos estándares de excelencia, el compromiso adquirido con la seguridad de sus comunidades. Asimismo, se está redefiniendo la comunidad dedicada a la gestión de emergencias, ya que cada vez más entidades gubernamentales y negocios ven la necesidad de cerciorarse de estar preparados y de responder a cualquier amenaza identificada que repercutiría en éstos".

Para los estados de Arkansas, Arizona, Nebraska y la mancomunidad de Pensilvania, una nueva acreditación reviste igual importancia. Al mantener su estatus de acreditación a lo largo de los años, estos programas  comprueban que acatan los estándares reconocidos por la industria, el Estándar sobre la Gestión de Emergencias, y conservan con éxito su acreditación para lograrla nuevamente al año siguiente.

La Sra. Graff  señaló que "el mantenimiento de la acreditación es tan importante como lograrla por primera vez. Estos programas se sometieron una prueba para continuar demostrando su sostenibilidad dentro de una estructura para la gestión de emergencias, logrando asegurar que la preparación y la respuesta en caso de desastres es la prioridad número uno”.

Para obtener la acreditación, los programas de gestión de emergencias documentan su conformidad y cumplimiento con una serie de estándares reconocidos por la industria, el Estándar sobre la Gestión de Emergencias, utilizados en el proceso de acreditación, y pasan por un proceso de evaluación y revisiones paritarias por parte de asesores debidamente capacitados del EMAP.

Los programas de gestión de emergencias utiliza la acreditación para comprobar las capacidades de sus sistemas de preparación y respuesta  en caso de desastres. La acreditación es válida por un plazo de cinco años y los programas deben continuar cumpliendo con los estándares del EMAP. Es necesario revaluar estos programas para que mantengan su estatus de acreditación.

El Estándar sobre la Gestión de Emergencias cuenta con un diseño flexible, a fin de que los programas de diversos tamaños, poblaciones, riesgos y recursos puedan aplicarlo como plan para mejorar y puedan mantener su conformidad con este estándar.

El EMAP reconoce la habilidad de los programas de gestión de emergencias para reunir recursos, personal y comunicaciones de una gran variedad de agencias y organizaciones, como parte de los preparativos y en respuesta a una emergencia, además de contar con la destreza de medir estas capacidades.

El proceso del EMAP evalúa los programas de gestión de emergencias con relación al cumplimiento de los requisitos establecidos en 16 áreas diferentes. Entre éstas se incluyen la planificación, la gestión de recursos, la capacitación, diversos ejercicios, evaluaciones y acciones correctivas,  y comunicaciones y alertas.

 

Enlace relacionados:

Programa de Acreditación de Gestión  de Emergencias (EMAP)

 

Siga las noticias de la UNDRR en línea:

     

 

 

 

 

 

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNDRR Américas y el Caribe
Síguenos!



CONÉCTATE CON