Fortalecer los medios de vida y subsistencia, una apuesta para la paz en Colombia

La Cruz Roja Colombiana realiza seguimiento a unidades productivas en el municipio de Arauca en Colombia. – Foto de cortesía de Cruz Roja Colombiana

Por: UNISDR – Las Américas.

BOGOTÁ, Colombia, 14 de septiembre de 2016 – Con el objetivo de fortalecer los medios de vida y de subsistencia de comunidades campesinas y proteger su patrimonio cultural y tradiciones, la Cruz Roja Colombiana, en colaboración con la Cruz Roja Española y Noruega, promueven proyectos de recuperación en comunidades campesinas afectadas por el conflicto armado colombiano, en los departamentos de Arauca y Huila. El proyecto, EUROPEAID, se desarrolla mediante una estrategia de apoyo socio-económico y de construcción de paz.

Arauca y Huila han sido dos de los departamentos más afectados por el Conflicto Armado en Colombia. Entre 1980 y 2012, se registraron más de 40 masacres en dichas zonas, según el informe “¡Basta ya!”, realizado por el Centro de Memoria Histórica. Al ser ambas regiones puntos clave para las rutas del narcotráfico y contrabando, se han visto afectadas por la presencia de grupos ilegales tales como las FARC, el ELN y bandos paramilitares. En consecuencia, los intercambios entre las poblaciones locales -con el resto del país y el mundo- han sido sumamente limitados.

En 2015, la Cruz Roja implementó el Proyecto “Fomentando el desarrollo socio-económico y apoyo a la Construcción de paz, en comunidades vulnerables de zonas rurales en contexto de conflicto armado en los Departamentos del Huila y Arauca Colombia”, el cual consiste en un proceso integral y participativo donde se trabaja en el fortalecimiento de los medios de vida agropecuarios y medios de subsistencia de cinco municipio. Se espera con este proyecto garantizar la independencia económica de las poblaciones campesinas, proteger su patrimonio cultural y establecer las bases de una futura cooperativa autónoma para insumos.

El proyecto, que se acompaña de procesos de formación técnica, apuesta a la paz al fomentar el desarrollo económico por medio de donaciones de insumos e instrucciones para la creación de proyectos. A su vez, también promueve la convivencia y reconciliación entre las organizaciones comunitarias mediante actores externos. La participación y voluntad de la Cruz Roja para promover una estrategia sostenible, ha sido crucial para los habitantes de Huila y Arauca; al permitirles sentir el apoyo por parte del gobierno y la cooperación internacional. “Estamos en un sector que ha sido olvidado por todo el mundo y llegó un alivio de la Cruz Roja para nosotros los campesinos”, comentó Hermel Polanco, habitante beneficiado.

Cabe resaltar que el objetivo de este proyecto se enmarca en el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, uno de cuyos principios rectores contempla la protección de las personas y sus bienes, salud, medios de vida y bienes de producción, así como los activos culturales y ambientales. Igualmente, la tercera prioridad del Marco de Sendai promueve la inversión en reducción del riesgo de desastres para fortalecer la resiliencia de las personas tanto en zonas urbanas como rurales.

Con este proyecto, se promueven mecanismos para la reducción de pérdidas y recuperación; así como la rehabilitación efectiva de las comunidades rurales afectadas por el conflicto armado y las amenazas naturales. La planificación de medidas de desarrollo y protección de medios de vida y subsistencia, así como la preservación del patrimonio cultural, son el resultado de un trabajo conjunto entre el gobierno colombiano y la cooperación internacional, contribuyendo así al cumplimiento de las metas del Marco de Sendai.

Concretamente la estrategia, cuya inversión fue de aproximadamente ocho millones de dólares, ha favorecido a más de 1.500 familias, de las cuales 750 se beneficiaron directamente con proyectos de fortalecimiento de medios de vida. Dichos proyectos consistieron en asistencia técnica para mantenimiento de especies pecuarias tales como gallinas, cerdos y ganado; entrega de insumos y semillas de café, cacao y frutales, especialmente. Las capacitaciones y asistencia fueron apoyadas por el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) en Colombia.

El proceso se acompañó también de talleres de liderazgo y resolución de conflictos, de capacitación en organización y trabajo en equipo. Dichos talleres fueron claves para promover espacios de derechos, de mediación y comunicación no violenta que mejorarían las relaciones entre los habitantes, al fortalecer su participación y apropiación en los planes de desarrollo comunitarios y municipales.

“La Cruz Roja ha sido vital para llegar allá a esos lugares tan lejanos donde no existe ningún compromiso de la parte social”, añadió Mary Luz Martínez, técnica agropecuaria. Para ella, así como para otros testigos y beneficiarios, el desarrollo social y económico de la región en los últimos años ha sido posible gracias a la labor e interés de la cooperación internacional.

Enlaces de interés

Cruz Roja Colombiana

Video de presentación del proyecto

Cruz Roja Española

SENA




.

 

Siga las noticias de la UNISDR en línea:

     

 

 

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNISDR_AMERICAS
Síguenos!



CONÉCTATE CON