La Cumbre de Mercociudades se enfoca en construir ciudades resilientes por el futuro de la región.

Cumbre de Mercociudades Crédito de foto: Cortesía de Mercociudades

Por: UNISDR – Américas

CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá 02 de diciembre de 2016 — Con el objetivo de guiar el proceso de desarrollo en la región hacia el 2030, en el marco de la XXI Cumbre de Mercociudades llevada a cabo en la ciudad de Santa Fe, Argentina; se aprobó de forma unánime la Declaración de la XXI Cumbre de Mercociudades “Construyendo Ciudades Resilientes en el Marco de la Integración Regional” También conocida como la Declaración de Santa Fe.

La reducción el riesgo de desastres tiene un papel fundamental en la economía y el desarrollo de las naciones, puesto que las pérdidas económicas por desastres como terremotos, tsunamis, ciclones e inundaciones están alcanzando un promedio de US $ 250 mil millones a US $ 300 mil millones cada año; mientras que las pérdidas futuras (pérdidas anuales esperadas) se calculan actualmente en US $ 314.000 millones en el entorno construido” según se afirma en el Informe “Evaluación Global para la Reducción del Riesgo de Desastres (GAR por sus siglas en inglés) 2015,

En el acto de  apertura de la XXI Cumbre de Mercociudades, el Intendente anfitrión y nuevo presidente pro tempore de la Red de Mercociudades, José Corral expresó la necesidad de instalar la agenda mundial en las ciudades, pero también instalar las ciudades en la agenda mundial.  “Sabemos que los problemas más agudos afectan a todos, pero sufren más quienes menos tienen. Construir ciudades resilientes nos permite poner el foco en esa capacidad de las comunidades de enfrentar las crisis. Nos exige pensar la integración regional y el desarrollo urbano desde el lente de la equidad y la sustentabilidad”.

La Declaración “Construyendo Ciudades Resilientes en el Marco de la Integración Regional”, resultante de la XXI Cumbre de Mercociudades aborda la resiliencia como un elemento clave para afrontar varios temas que suponen los mayores desafíos para la comunidad internacional en la actualidad, tales como el desempleo, las desigualdades y el impacto del cambio climático, y establece que éstos deberán afrontarse mediante la articulación de políticas para y con las ciudades.

La Declaración fue aprobado por unanimidad en la asamblea de cierre por representantes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Venezuela. Particularmente, y frente a los desafíos actuales a nivel mundial, “deseamos incentivar el trabajo en red con el objeto de promover sociedades resilientes desde una concepción amplia del término que no aborde solamente las amenazas naturales (terremotos, inundaciones, maremotos, entre otros) sino que también tenga en cuenta las tensiones que tienen las ciudades (desempleo, criminalidad, narcotráfico, marginalidad, falta de infraestructura básica, entre otros)”, manifestaron en la Declaración.

"La resiliencia necesita de un abordaje multidisciplinar, a través de la educación, promoción de la cultura, generación de oportunidades laborales, construcción de un ambiente urbano sostenible, políticas de inclusión social y una mayor presencia del estado en las zonas más vulnerables", indica la Declaración. 

Enlaces Relacionados:

DECLARACIÓN DE LA XXI CUMBRE DE MERCOCIUDADES “Construyendo Ciudades Resilientes en el Marco de la Integración Regional”

Mercociudades

GAR

 

Siga las noticias de la UNISDR en línea:

     

 

 

 

 

 

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNISDR_AMERICAS
Síguenos!



CONÉCTATE CON