Las Américas prioriza la resiliencia

Por Richard Waddington

CARTAGENA, 25 de junio de 2018 – Diversos ministros y funcionarios de alto nivel de las Américas y el Caribe están instando a lograr más avances y a monitorear el plan de la región para la resiliencia frente a los desastres. En una declaración durante la clausura de la sexta Plataforma Regional sobre la Reducción del Riesgo de Desastres en las América, la cual tuvo una duración de tres días, los altos funcionarios señalaron que los Estados miembros deben integrar la reducción del riesgo de desastres en todas las áreas de sus actividades para promover una "región menos vulnerable" y comunidades más resilientes.

Los ministros y jefes de delegación aseveraron que el propósito es situar la "reducción del riesgo de desastres como una prioridad dentro de las políticas públicas" y agregaron lo siguiente: "Hacemos un llamado a los países para que desarrollen y fortalezcan planes y estrategias para la reducción del riesgo de desastres en el ámbito tanto nacional como local".

El año pasado se aprobó en Montreal, Canadá el Plan de Acción Regional de las Américas, con el fin de alinear las estrategias regionales, nacionales y locales en las Américas y el Caribe con el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, un acuerdo de 15 años de duración que adoptó la comunidad internacional en 2015. El Marco de Sendai establece una serie de prioridades de acción y metas claras para evitar nuevos riesgos de desastres y reducir los existentes, con el propósito general de reducir las pérdidas que ocasionan los desastres.

En la reunión de alto nivel se reafirmó el compromiso de la región con la consecución del objetivo de Sendai, el cual busca la reducción considerable del riesgo de desastres y de las pérdidas que estos ocasionan en términos de vidas, medios de subsistencia y salud, al igual que la reducción del número de personas que resultan afectadas por los desastres y las pérdidas económicas resultantes.

Recientemente, una serie de desastres ocurridos ha destacado la urgente necesidad de fortalecer los esfuerzos nacionales, así como la cooperación y las asociaciones de trabajo regionales, incluidas las alianzas público-privadas.

Los funcionarios de alto nivel también hicieron énfasis en la importancia que reviste aumentar el conocimiento sobre los fenómenos que ocasionan la pérdida de vidas y dañas a la infraestructura en las Américas.

Esto incluye la identificación y la comunicación de las pérdidas que ocasionan los desastres a través de la herramienta en línea denominada Monitor del Marco de Sendai, la cual lanzó la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) en marzo anterior, con el fin de facilitar la recopilación de datos sobre estas pérdidas.

La declaración reconoció el "impacto desproporcionado" que generan los desastres en las mujeres, las niñas, las personas con discapacidades y otros grupos vulnerables, así como la necesidad de aplicar un enfoque participativo para la reducción del riesgo de desastres, a fin de reducir los efectos sociales, económicos y psicológicos de estos eventos. 

La declaración también instó a que se ofrezca apoyo a las comunidades indígenas cuando ocurra un desastre, y que se integre su conocimiento tradicional en las actividades de preparación y respuesta.

 

Enlaces relacionados

 

 

Siga las noticias de la UNISDR en línea:

     

 

 

 

 

 

 

VI Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) en las Américas
Visita el Sitio Web!

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNISDR_AMERICAS
Síguenos!



CONÉCTATE CON