ONU INSTA A "CONSTRUIR PARA DURAR" - LA EMERGENCIA CLIMÁTICA REQUIERE INFRAESTRUCTURAS RESILIENTES PARA SALVAR VIDAS Y REDUCIR LOS DESPLAZAMIENTOS

Por: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura Adaptado por: la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres – Oficina Regional para las Américas y el Caribe (UNDRR – ROAMC)

GINEBRA, 18 de septiembre de 2019 - La Representante Especial del Secretario General para la Reducción del Riesgo de Desastres, Mami Mizutori, instó hoy a la industria de la construcción a una mayor ambición para garantizar que las infraestructuras esenciales sean capaces de resistir a los impactos de eventos climáticos extremos que ya han desplazado a siete millones de personas este año.

Según Mami Mizutori: "Hay pruebas claras de que las necesidades humanitarias generadas por los fenómenos meteorológicos extremos están superando la capacidad de la comunidad de donantes para responder adecuadamente a todas las demandas. La clave para prevenir desastres y reducir la necesidad de respuesta humanitaria radica en aplicar la debida diligencia a la forma en que construimos escuelas, hospitales, carreteras, sistemas de agua y saneamiento, y otros servicios públicos".

"Se estima que de aquí al 2030 se invertirán 90 000 millones de dólares en infraestructura. Si lo que construimos está concebido para que dure, estaremos ante una gran oportunidad para evitar la creación de nuevos riesgos y adaptación a eventos climáticos extremos. Con ello crecerán las posibilidades de erradicar la pobreza en los países de bajos y medianos ingresos al reducir las pérdidas económicas. Ya este año, hemos sido testigos de un gran número de víctimas mortales y de la destrucción de activos productivos por una serie de eventos extremos repartidos por todo el mundo, desde Bahamas a Mozambique, India y Bangladesh. El impacto de las amenazas naturales se está amplificando por la falta de cuidado en nuestras formas de construcción. Es tan simple como eso". 

"Necesitamos construir para durar. Esto significa comprender el riesgo de una manera mucho más profunda que nunca para hacer frente al lamentable impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero en los sistemas climáticos de todo el mundo, las cuales están propiciando la ocurrencia de tormentas peligrosas, inundaciones repentinas, olas de calor mortales y la pobreza extrema y el hambre provocadas por la sequía. Al mismo tiempo, debemos tener en cuenta el fortalecimiento de los códigos de construcción en zonas sísmicas de las ciudades densamente pobladas ubicadas cerca de las principales fallas", agrego Mami Mizutori.

"El Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres se celebra todos los años el 13 de octubre y este 2019 estamos promoviendo la Meta D) del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, que busca una reducción de los daños a las infraestructuras esenciales para 2030. 'Infraestructuras Resilientes (Build to last, en inglés) es nuestro lema de este año y, si lo logramos, el mundo estará mejor equipado para hacer frente a las emergencias climáticas."

Enlaces relacionados

https://eird.org/americas/dird2019/

 

Siga las noticias de la UNDRR en línea:

     

 

 

 

 

 

 

Estamos estrenando cuenta en Twitter @UNDRR Américas y el Caribe
Síguenos!



CONÉCTATE CON